.header {width:50%; float: left; margin:0 auto 2% ; } .header2 {width:50%; float: right; margin:0 auto 2%; }

martes, 3 de julio de 2012

¡¡¡ FELIZ VERANO !!!


Ítaca

Cuando emprendas tu viaje a Itaca
pide que el camino sea largo,
lleno de aventuras, lleno de experiencias.
No temas a los lestrigones ni a los cíclopes
ni al colérico Poseidón,
seres tales jamás hallarás en tu camino,
si tu pensar es elevado, si selecta
es la emoción que toca tu espíritu y tu cuerpo.
Ni a los lestrigones ni a los cíclopes
ni al salvaje Poseidón encontrarás,
si no los llevas dentro de tu alma,
si no los yergue tu alma ante ti.

Pide que el camino sea largo.
Que muchas sean las mañanas de verano
en que llegues -¡con qué placer y alegría!-
a puertos nunca vistos antes.
Detente en los emporios de Fenicia
y hazte con hermosas mercancías,
nácar y coral, ámbar y ébano
y toda suerte de perfumes sensuales,
cuantos más abundantes perfumes sensuales puedas.
Ve a muchas ciudades egipcias
a aprender, a aprender de sus sabios.

Ten siempre a Itaca en tu mente.
Llegar allí es tu destino.
Mas no apresures nunca el viaje.
Mejor que dure muchos años
y atracar, viejo ya, en la isla,
enriquecido de cuanto ganaste en el camino
sin aguantar a que Itaca te enriquezca.

Itaca te brindó tan hermoso viaje.
Sin ella no habrías emprendido el camino.
Pero no tiene ya nada que darte.

Aunque la halles pobre, Itaca no te ha engañado.
Así, sabio como te has vuelto, con tanta experiencia,
entenderás ya qué significan las Itacas.

C. P. Cavafis. Antología poética.
Alianza Editorial, Madrid 1999.

Edición y traducción, Pedro Bádenas de la Peña

¡ NOS VAMOS, TAMBIÉN A NOSOTROS NOS LLEGA EL FIN !



Como el guerrero que se  retira a sus cuarteles de invierno tras duros y repetidos combates, pensando tal vez que ésta ha sido su última batalla, también nosotros vamos a comenzar de nuevo nuestro retiro. Ha sido un año duro, lleno por supuesto de muchas alegrías, pero también de algunos contratiempos.  Nos disponemos a descansar, a llenar nuestra mente y nuestro cuerpo de aquellas cosas que la precipitación y el trajín diario no nos han permitido durante estos últimos meses.


Nos vamos y nos gustaría deciros que volveremos, pero son muchos las interrogantes que se abren en un mundo que de un tiempo a esta parte sólo parece navegar en el mar de la incertidumbre. Pero eso no debe importarnos porque de alguna manera  estaremos unidos cada vez que abramos un libro.

Feliz verano y seguid disfrutando con cada cosa que hagáis, ya sea pequeña o grande, y seguid disfrutando, como no, de y con los libros.

domingo, 1 de julio de 2012

" EL ENIGMA DEL CUERVO "


Tras sorprender al mundo con "V de Vendetta", el realizador James McTeigue nos propone revivir los últimos días de Edgar Allan Poe en clave de suspense criminal. Esto nos trae El enigma del cuervo(The Raven), un thriller de asesinos en serie con una historia de amor de por medio y toques de biopic ( biografía novelada).

Nos trasladamos hasta el Baltimore de 1849, el lugar donde el 7 de octubre de ese mismo año el autor de Los crímenes de la calle Morgue, El barril de amontillado,Annabel Lee o El cuervo encontró la muerte tras horas de confusa y misteriosa agonía.

Precisamente lo hechos anteriores al trágico y enigmático final de Poe (Jonh Cusack) son el escenario de El enigma del cuervo. Unos días en los que el genial y atormentado escritor colaborará con la policía para intentar dar caza a un asesino en serie que toma de los escritos de Poe la inspiración para sus terribles crímenes.

Asesino y artista se enfrentarán en un macabro juego de astucia mental que se tornará en desafío personal cuando el criminal propone como premio final la vida de Emily (Alice Eve), el último amor de Poe. Para salvar a su amada el escritor se verá obligado a terminar sus días ejerciendo de Sherlock Holmes en una conseguida y desasosegante atmósfera gótica.

FUENTE: EUROPAPRESS

Buen momento para redescubrir los relatos de terror de Edgar Allan Poe y  constatar nuevamente que las
películas, ni siquiera cuando aparecen en ellas en una curiosa carambola tanto obra como autor, nunca superan a los libros.