.header {width:50%; float: left; margin:0 auto 2% ; } .header2 {width:50%; float: right; margin:0 auto 2%; }

domingo, 28 de noviembre de 2010

OLVIDADO REY GUDÚ



Olvidado rey Gudú es una novela de Ana María Matute publicada en 1996. Su autora lo señala como su libro favorito de entre sus obras, y se lo ha calificado como un «clásico de culto». La novela tiene una ambientación medieval con elementos de la literatura fantástica, libro de caballería y cuento de hadas. Ha sido caracterizada como una alegoría antibelicista, aunque otros críticos le dan un carácter universal, una «obra sobre el tiempo y sus criaturas» donde la historia que se narra es «la historia de las emociones humanas». Con esta obra y en 2009, Matute fue la primera mujer en depositar la primera edición del libro en la Caja de las Letras del Instituto Cervantes.

Esta novela cuenta la historia del reino de Olar, ahora olvidado. De la mano de la autora conocemos la dinastía que hizo grande este reino hasta llegar al rey Gudú, el más grande, el más poderoso, el más inhumano.

A Gudú le fue vedado sentir amor o tristeza. Su sufrimiento nunca será extremo, pero tampoco lo será su gozo, Gudú no se verá arrastrado por las pasiones. Tendrá amores, amantes, esposas, hijos,… pero nada llegará al fondo de su alma, los sentimientos no pueden traspasarlo, su corazón está protegido por un hechizo. ¿Protegido? Solo si el aislamiento del resto de la humanidad, puede considerarse protección. Gudú vivirá a la vez inmerso y apartado del mundo. Su incapacidad para sentir lo convierte en una especie de autista, incapaz de compartir la vida, incapaz de ponerse en el lugar de los demás,… Y Gudú lo sabe, algo en su interior le dice que le falta algo y lo impulsa a completarse, cuando lo consiga, su reino y su propia posteridad pagarán las consecuencias.

¿Y todo por qué? Porque Veleidoso, el padre de Gudú, se olvidó de la reina Ardid y ella no quiso encerrar a su hijo en una burbuja de insensibilidad. Pero evitar el dolor es evitar la vida plena, y ahora todos hemos olvidado a Gudú y la lección que su vida nos deja.

Sin lugar de dudas para nosotros y para muchos más este libro es un canto a la fantasía, olvídate de Howarts, no vayas a Idhún y guarda el mapa de la Tierra Media. En el reino de Olar conocerás la verdadera magia, amor, guerra, intrigas, estratagemas,…Créeme, no podrás olvidarlo.

NUESTRO HOMENAJE Y NUESTRO AGRADECIMIENTO A ANA MARÍA MATUTE

jueves, 25 de noviembre de 2010

DÍA INTERNACIONAL DE LA ELIMINACIÓN DE LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER

La violencia de género es quizás la más vergonzosa violación de los derechos humanos. Mientras continúe, no podemos afirmar que estemos logrando progresos reales hacia la igualdad, el desarrollo y la paz.

Kofi Annan, Secretario General de las Naciones Unidas


Hoy, 25 de noviembre, es el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Este día fue declarado el 17 de diciembre de 1999 por la Asamblea General de las Naciones Unidas para organizar actividades dirigidas a sensibilizar a la opinión pública respecto al problema de la violencia contra la mujer.

A propósito de este día, os queremos recomendar la lectura de Mejillones para cenar, una novela juvenil de la autora alemana Brigit Vanderbeke, que aborda, entre otros temas, la violencia doméstica. Esta obra formó parte del corpus de obras de la bibliografía elaborada por la Red de Selección de Libros Infantiles y Juveniles 2008-2009.




MEJILLONES PARA CENAR
de BIRGIT VANDERBEKE

S.A. EDITORIAL LA GALERA


La acción de la novela se desarrolla en una tarde mientras la madre y sus dos hijos esperan la llegada del padre después de una crucial jornada de trabajo en la que él habría cerrado un importante acuerdo comercial. Para celebrar el éxito del marido, su mujer se dispone a preparar mejillones para cenar, el plato favorito de él, aunque al resto de la familia los mejillones se los traen un poco al fresco. Pero el padre no llega y la tensión empieza a apoderarse de los presentes.

25 DE NOVIEMBRE DÍA INTERNACIONAL DE LA ELIMINACIÓN DE LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER


"Tú Historia"

El primer llanto,
la primera cicatriz,
de una paliza
que te hará infeliz.

Te escondes de la gente,
no quieres que lo sepan,
el miedo te corroe
por todas las venas.

Tú hijo está al lado
no sabes qué hacer,
pero en tu corazón sabes
que esto no va a desaparecer.

Enfréntate a tus miedos,
no dejes que te toque,
coge a tu hijo
y haz lo que ya sabes.

Olvídate de ese maldito,
que daño te hizo,
denúncialo para que no se repita
esa maldita pesadilla.

Esta historia (no) tiene final,
serás tú quien lo decidas
porque es tú vida
y tú serás quien decidas.


Por Marcos Gil Benítez 4º C



LAS TRES MARIPOSAS


En la novela La fiesta del Chivo de Mario Vargas Llosa un padre entrega a su hija al dictador Trujillo para que este haga lo que quiera con ella. Aunque a simple vista parece una anécdota literaria, lo cierto es que la República Dominicana se convirtió en una finca privada en la que el tirano hacía lo que deseaba durante los 31 años que duró su dictadura.

Una de las mujeres de las que quiso aprovecharse el dictador Trujillo se llamaba Minerva Mirabal, pero resultó ser un hueso demasiado duro de roer hasta para Trujillo. No sólo le rechazó sin contemplaciones, sino que además Minerva se convirtió en una de las incitadoras principales del movimiento 14 de junio, que sería el que acabase tanto con la dictadura como con la vida del general. Eso sí, antes de fenecer el régimen, se llevó por delante a miles de personas, entre ellas la propia Minerva y dos de sus hermanas, Patria y María Teresa.

La hija de Minerva, Minou Tavárez, era una niña pequeña en aquel fatídico 1960, pero aún así recuerda a su madre y sus tías. Cuenta que provenían de una familia acomodada, lo que les permitió incluso cursar estudios universitarios. Minerva estudió Derecho y fue durante la carrera cuando entró en contacto con miembros destacados de la oposición al dictador. Eso la llevó a estar ligada desde el principio al movimiento revolucionario de liberación, junto a otra mujer y doce hombres. Con el nombre de “Mariposa”, Minerva entró de lleno en la clandestinidad. Leandro Guzmán, esposo de María Teresa, recuerda hoy que Minerva no sólo se enfrentó a Trujillo, sino que llevó a la práctica su oposición, como principal gestora del Movimiento de Resistencia Interna. Minou estima que si Minerva no estuvo en la directiva del movimiento 14 de junio fue porque en aquella época, “y quizás ahora”, en la República Dominicana era inconcebible que una mujer dirigiera una agrupación política. Al final el honor recayó en el marido de Minerva y padre de Minou.

Tras varios encarcelamientos y después de desquiciar totalmente al dictador, este ordenó su asesinato el 25 de noviembre de 1960. Cuando Patria, Minerva y María Teresa regresaban de visitar a sus maridos encarcelados, fueron objeto de una emboscada por los esbirros del régimen. El hecho fue presentado como un “accidente”. Se supo más tarde que fueron muertas a garrotazos junto al chófer que las acompañaba y que luego sus cuerpos fueron colocados en el vehículo en que viajaban y precipitado al abismo.

Lo que no sabía Trujillo es que la sangre de las hermanas Minerva iba a ser el último acicate que hizo falta a los revolucionarios para acabar con su propia vida unos meses más tarde, en mayo de 1961. Y no sólo eso, sino que años más tarde, el movimiento feminista de América Latina iba a instaurar el 25 de de noviembre como Día de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Fecha que se convertiría en celebración universal con el beneplácito de la Asamblea General de las Naciones Unidas. También el obelisco que construyó el dictador para conmemorarse a sí mismo hoy en día está dedicado a las tres mujeres conocidas como Las Mariposas e incluso la provincia en la que vivían ha cambiado su nombre de Salcedo al de Hermanas Mirabal.





OJALÁ LA MUERTE DE TANTOS INOCENTES ALGÚN DÍA SIRVA PARA ALGO Y NO SEAN NECESARIOS TANTOS DÍAS DE...


FUENTE: ucm.es

miércoles, 24 de noviembre de 2010

ANA MARÍA MATUTE PREMIO CERVANTES 2010


En medio de una gran emoción y, por qué no decirlo, de cierta incredulidad por ser varios los años en los que su nombre ha sonado para este premio, Ana María Matute recibía la noticia de la concesión del Premio Cervantes 2010 afirmando "Es una especie de premio a todo lo que ha pasado durante una vida".

El Cervantes era un premio muy deseado por la autora de 85 años: "Me hacía mucha ilusión y esta noche no he dormido nada pensando si me lo darían o no me lo darían y ahora me siento muy feliz", ha reconocido. Y es que hay "algunos que escriben para que les den premios, pero otros escribimos porque es nuestra forma de estar en la vida. De todos modos sienta estupendamente que te premien".

La escritora ha explicado que la celebración ha comenzado "de momento abriendo dos botellas de cava". "Y luego lo seguiré celebrando escribiendo un nuevo libro que comenzaré en Navidad y que lo haré con toda la ilusión e ímpetu". Matute ha confesado que no esperaba el Cervantes "ni hace años ni hace meses" pero que últimamente le empezaron a decir que su nombre sonaba. "No me lo creía del todo pero al final ha sido así y estoy muy contenta y doy saltos de alegría". (A pesar de las muletas que ya se ve obligada a utilizar).
Académica de la Lengua y genial novelista y cuentista, la "sorprendente" conjunción entre el realismo y lo fantástico que se da en la obra de Matute (Barcelona, 1925) fue destacada por el escritor Juan Marsé, Premio Cervantes 2008 y miembro del jurado, cuyo fallo fue hecho público por la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, en un encuentro con la prensa.

Tras repasar la biografía de Matute, jalonada de "títulos clásicos de la literatura española", la ministra manifestó la admiración que profesa a Matute, una escritora "con un mundo propio y un lenguaje propio". La ministra admira también a la autora de Paraíso inhabitado por su trayectoria "vital", por "esa firme voluntad" de ser narradora que tuvo desde niña, "por mantener esa vocación contra viento y marea y haber hecho de la literatura un medio de vida"."Quizá las mujeres de mi generación hemos tenido más fácil dedicarnos a la creación de lo que ellas lo tuvieron". Matute "es un ejemplo maravilloso para todas las mujeres que nos dedicamos a la cultura", afirmó la ministra.

Juan Marsé admira a la ganadora "por muchas razones y no solo literarias, sino de orden vital". Y es que la vida de Ana María Matute no ha sido fácil. Como le sucedió a tantos otros escritores de su generación, la Guerra Civil impidió un desarrollo normal de su adolescencia y juventud. Marsé aludió además a otro elemento clave en la obra de la novelista catalana: "el bosque", esa palabra "tan importante" para ella y una de sus grandes obsesiones literarias, como ella misma dijo en 1998 en su discurso de ingreso en la Real Academia Española, uno de los más hermosos que se han escuchado en esa institución.
"El bosque es para mí el mundo de la imaginación, de la fantasía, del ensueño, pero también de la propia literatura y, a fin de cuentas, de la palabra", afirmaba en aquella ocasión esta escritora, "predestinada a la literatura desde niña".

De todas las facetas desarrolladas por Matute, el presidente del jurado, Gregorio Salvador, académico de la Lengua, se centró en la producción de literatura infantil y juvenil de la escritora, "una autora verdaderamente genial y que tiene un público fiel en esas edades".

Se trata de la tercera mujer distinguida con este galardón en los 35 años de vida del premio. Las otras dos mujeres fueron la española María Zambrano en 1988 y la cubana Dulce María Loynaz en 1992. Ángeles González-Sinde dejó claro que, en materia de premios, "los jurados son absolutamente autónomos" y subrayó que, "independientemente de cuestiones de género, Ana María Matute se merece este premio por la calidad de su obra y por ninguna otra consideración".

FUENTE: Público.es

domingo, 21 de noviembre de 2010

LEER, SOBRE TODO LEER

Sin pretender suscitar un largo debate sobre el acto de leer si hemos de deciros que a lo largo de nuestra cada vez más larga historia como Biblioteca Escolar hemos ido resolviendo distintos interrogantes con respecto a lo que entendemos que es LEER. De esta manera estuvimos dispuestos a apostar por la lectura en su más amplio significado, aunque para algunos previamente deberíamos plantearnos QUÉ LEER. Como consecuencia ahora tenemos una biblioteca abierta en la que procuramos que tengan cabida los más diversos contenidos, partiendo de la idea de que al principio lo importante es empezar a leer y partiendo igualmente de la idea de que la persona que lee puede fácilmente cambiar de lectura. Ahora algunos nos plantean una nueva dicotomía que para nosotros no es tal, LIBRO DIGITAL o LIBRO DE PAPEL. Para ilustrar lo que pensamos os proponemos la lectura de un artículo de Arturo Pérez-Reverte quien con su peculiar estilo ha sabido expresar lo que nosotros sólo podíamos imaginar.



FUENTE: Revista XL Semanal

martes, 16 de noviembre de 2010

" EL ARTE DE VOLAR ", MEJOR CÓMIC EN 2009



El arte de volar, del dibujante Kim y el guionista Antonio Altarriba, ha sido distinguido como el mejor cómic publicado en 2009 al recibir el Premio Nacional de Cómic convocado por el Ministerio de Cultura, un galardón que no sorprende, en tanto se suma a la larga lista de reconocimiento unánime que la obra ha obtenido (Premio del Salón del Cómic de Barcelona, Premi Nacional de Còmic de Catalunya, Premio Cálamo, Premio de la Crítica.

El arte de volar es una novela gráfica en la que se narra la vida del padre de Antonio Altarriba: Antonio Altarriba Lope (1910-4 de mayo de 2001).
Antonio Altarriba sufre la muerte de su padre, indignándose además porque la Residencia en la que había pasado sus últimos días le exige el pago de 34€ en concepto de deuda por los cuatro días que iban del 1 al 4 de mayo, fecha de su suicidio.

Cuatro años después acepta la propuesta del editor de Edicions de Ponent, Paco Camarasa, y se propone reflejar esos sentimientos de duelo e indignación en el guión de una historieta. Recurrió para elaborarlo a las 250 cuartillas donde su padre había transcrito sus recuerdos y su día a día con el objetivo de paliar la depresión de sus últimos años. Las primeras páginas del guión se las ofreció a Kim, cuando éste presentaba un libro en Barcelona. Kim empezó a dibujar "El arte de volar" en 2006, alternándolo con su trabajo en El Jueves. Para documentarse, recurrió a libros de fotografías sobre la época, entre ellos uno de Robert Cappa y los de sus propias familias, además de comprarse su primer ordenador para consultar las bases de datos de internet.

Tres años después, un 14 de mayo, Edicions de Ponent lanzaría una primera edición en formato de lujo, en plena efervescencia de lo que se ha dado en llamar memoria histórica.
El libro se inicia con el suicidio de Antonio Altarriba Lope, que se arrojó al vacío el día 4 de mayo de 2001 desde la cuarta planta de la residencia geriátrica de Lardero (La Rioja) en la que residía. Continua luego con la narración de su vida, la cual se estructura en cuatro capítulos.

El arte de volar es esa recomposición de una fotografía rota en miles de pedazos, una labor de relojero paciente que debe encajar todos los mecanismos con precisión. Antonio, hijo, toma la voz de Antonio, padre, para recorrer su peripecia vital, desde el niño que se divertía y reía con la ilusión de poder volar hasta el joven que pronto conoció la dura realidad de una guerra, del hambre de la posguerra y el horror de la dictadura. Descubriendo la vida de su padre, Altarriba da voz también a los olvidados, a los que vivieron el exilio pero volvieron como derrotados, convertidos en meros peones del nuevo sistema imperante.


FUENTE: ELPAIS.COM Y WIKIPEDIA

X SALÓN INTERNACIONAL DEL CÓMIC DE VÉLEZ-MÁLAGA 2010


Conocida es ya nuestra pasión por el manga, por este motivo no hemos podido evitar el hablaros del próximo evento que se va a celebrar en la zona. Este fin de semana se celebra el X Salón del Cómic de Vélez-Málaga, que tiene este año por invitados a autores como Carlos Ezquerra, Carlos Pacheco, Daniel Acuña, Agustín Padilla, Rafael López Espí, Jesús Redondo, Rafa Sandoval o Mateo Guerrero. Más información, en su web
ALGUNOS DE NOSOTROS ESTAREMOS ALLÍ

lunes, 15 de noviembre de 2010

DISPUTA SOBRE EL PRIMER DOCUMENTO EN LENGUA CASTELLANA



Hace 1.049 años, un monje despensero del monasterio de San Justo y San Pastor, en La Rozuela, garabateó las primeras palabras que se conocen escritas en castellano. Los quince renglones de su listado de víveres y entregas de quesos desvelan el uso de una lengua que vulgarizaba ya el latín y comenzaba a bucear en el romance castellano.

El Ayuntamiento de Chozas (León, España) quiere dar fama mundial a ese documento, bautizado como 'Nodicia de Kesos' y fechado el 24 de enero del año 959, por constituir «una prueba clara de que el alumbramiento de la lengua castellana, o leonesa para muchos, se efectuó en este municipio y no en San Millán de la Cogolla», asegura el alcalde, Roberto López Luna, quien dice no entender cómo León ha quedado fuera del Camino de la Lengua.

El regidor no resta importancia a las Glosas Emilianenses encontradas en el monasterio de La Rioja, que están consideradas oficialmente como el origen del castellano, pero recuerda que están fechadas en el año 977, dieciocho años después que el texto de La Rozuela.

Para dar fuerza al pergamino, el alcalde pretende iniciar una serie de contactos con las instituciones y los expertos para lograr apoyos que coloquen el testamento de Hermenegildo y Zita, a cuyo dorso escribió el monje Ximeno su famoso listado, en el «lugar que merece dentro de la historia». El texto, que hoy custodia el Archivo de la Catedral, es el baluarte que utilizará Chozas de Abajo para lograr las adhesiones que sitúen el nacimiento de la lengua castellana (o leonesa) en Cembranos, en el antiguo poblado de La Rozuela.




FUENTE: PILAR INFIESTA, DIARIO DE LEÓN (Agosto,2008)

sábado, 13 de noviembre de 2010

MIGUEL HERNÁNDEZ EN 48 ESTAMPAS


A lo largo de este año 2010 han sido muchos los actos que han servido para conmemorar el centenario del nacimiento de MIGUEL HERNÁNDEZ, también han sido muchas las publicaciones que han abordado su vida y su obra desde las más diversas perspectivas. Hoy queremos presentaros una de ellas, la llevada a cabo por la Editorial Libro de Notas dentro de la Colección LIJ LdN, que lleva por título MIGUEL HERNÁNDEZ EN 48 ESTAMPAS.

Desde aquí deciros que el proyecto nos ha emocionado por muy diversos motivos y que os invitamos a conocerlo a través de los propios autores, Pedro Villar Sánchez y Pedro Villarejo, en la página que han puesto a nuestra disposición. Haz clic en la imagen para conocer este proyecto y ten en cuenta que puedes acceder acceso a la publicación y descargártela de manera gratuita con el consentimiento de sus autores.



Nuestro reconocimiento y nuestra gratitud a los dos Pedros, Pedro Villar Sánchez y Pedro Villarejo.

miércoles, 10 de noviembre de 2010

"Hoy conVerso con Miguel"


Que como el sol sea mi verso,
más grande y dulce cuanto más viejo...

Que mi voz suba a los montes y baje a la tierra y truene
eso pide mi garganta desde ahora y desde siempre.
Aquí estoy para vivir mientras el alma me suene
y aquí estoy para morir cuando la hora me llegue

Y si me muero, que muera con la cabeza muy alta,
muerto y veinte veces muerto, la boca contra la grama.
Cantando espero a la muerte, que hay ruiseñores que cantan
encima de los fusiles y en medio de las batallas.

No, no hay carcel para el hombre, no podran atarme, no,
este mundo de cadenas me és pequeño y exterior,
¿quien encierra una sonrisa?, ¿quien amuralla una voz?

A lo lejos tu más sola que la muerte, la una y yo.
A lo lejos tu sintiendo en tus brazos mi prisión,
en tus brazos donde late la libertad de los dos...
... libre soy, siénteme libre, libre soy, solo por amor.

El se llama barro, aunque Miguel se llame,
sentado sobre los muertos el alma se relame
es su sino sangriento afilado hacia el papel
yo navego entre sus versos, hoy converso con Miguel.

Desperté de ser niño, nunca despiertes,
triste llevo la boca, ríete siempre,
Siempre en la cuna, defiendo la risa pluma por pluma.

Músicas exasperadas, duras como botas, huellan
la faz de las esperanzas y de las entrañas tiernas.
Crepita el alma, la ira. El llanto relampaguea,
¿Para qué quiero la luz si tropiezo con las tinieblas?

Un carnívoro cuchillo, de ala dulce y homicida
sostiene un vuelo y un brillo alrededor de mi vida.
Rayo de metal crispado fulgentemente caído,
picotea mi costado y hace en él un triste nido.

Pero al fin podré vencerte, ave y rayo secular,
corazón, que de la muerte nadie ha de hacerme dudar.
Sigue, pues, sigue cuchillo, volando, hiriendo, algún día
se pondrá el tiempo amarillo sobre mi fotografía.

El se llama barro, aunque Miguel se llame
,
sentado sobre los muertos el alma se relame
es su sino sangriento afilado hacia el papel
yo navego entre sus versos, hoy converso con Miguel.

Vientos del pueblo le llevan hasta el último rincón,
es vecino de la muerte y le sobra el corazón.
Voz de campesino, su sangre es un camino cruel,
yo navego entre sus versos, hoy converso con Miguel.

Por las calles voy dejando algo que voy recogiendo,
pedazos de vida mía venidos desde muy lejos.

Como una fontana que, eterna en brotar persiste,
como un sendero me iré y no acabaré de irme.

Beso soy, sombra con sombra.
Beso, dolor con dolor.
Por haberme enamorado, corazón sin corazón.
De las cosas, del aliento sin sombra de la creación,
sed con agua en la distancia pero sed alrededor.

Lucho contra la sangre, me debato
contra tanto zarpazo y tanta vena.
Y cada cuerpo que tropiezo y trato,
es otro borbotón de sangre, otra cadena.

¿No cesara este rayo que me habita?
¿No cesará esta terca estalactita?
No quiero dormir-morir, no quiero morir durmiendo
en sagrada tierra estéril, yo quiero morir viviendo.

El se llama barro, aunque Miguel se llame,

sentado sobre los muertos el alma se relame
es su sino sangriento afilado hacia el papel
yo navego entre sus versos, hoy converso con Miguel.

Vientos del pueblo le llevan hasta el último rincón,
es vecino de la muerte y le sobra el corazón.
Voz de campesino, su sangre es un camino cruel,
yo navego entre sus versos, hoy converso con Miguel.

El llegó con tres heridas...
La del amor...
La de la muerte...
La de la vida...


Hijo de la luz y de la sombra... Miguel Hernández.



FUENTE: LETRA NACH

martes, 9 de noviembre de 2010

FERNANDO LALANA RECIBE EL CERVANTES CHICO



Aunque con un poco de retraso no queríamos dejar pasar la ocasión de felicitar a Fernando Lalana , conocido escritor de literatura infantil y juvenil, que ha resultado ganador del Premio Cervantes Chico 2010. El jurado valoró su “amplia y esmerada producción literaria; igualmente, contempló entre sus méritos el tratarse de una obra variada, dirigida a un amplio espectro de reales y potenciales lectores entre su público, así como su permanente compromiso con la comunidad educativa y con la promoción de la lectura”. El premio fue entregado el pasado 19 de octubre en Alcalá de Henares, localidad natal de Miguel de Cervantes y cuyo ayuntamiento convoca y patrocina el galardón.

Autor de más de 80 libros con las principales editoriales españolas del sector infantil-juvenil, Fernando Lalana ha ganado en tres ocasiones el Premio Gran Angular de novela con El zulo, en 1984, con Hubo una vez otra guerra (en colaboración con Luis A. Puente), en 1988 y con Scratch en 1991. En 1990 recibe la Mención de Honor del Premio Lazarillo por La bomba (Bruño, 1990). En 1991, el Premio Barco de Vapor por Silvia y la máquina Qué (SM, 1992). En 1993, el premio de la Feria del Libro de Almería, que concede la Junta de Andalucía por El ángel caído (Alba Ed., 1998). En 2006, obtiene el Premio Jaén de Literatura Infantil y Juvenil con la novela Perpetuum mobile (Alfaguara, 2006). En 1991, el Ministerio de Cultura le concede el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil por Morirás en Chafarinas (SM, 1990), premio del que ya había sido finalista en 1985 con El zulo (SM) y lo volvería a ser en 1997 con El paso del estrecho (Bruño). Morirás en Chafarinas fue llevada al cine en 1995 con este mismo título por el director Pedro Olea, con guión de Fernando Lalana y Pedro Olea.

¡ FELICIDADES POR EL PREMIO Y GRACIAS POR HACER DISFRUTAR A TANTA GENTE CON TUS HISTORIAS ¡

P.D. En nuestra Biblioteca tienes ya un gran hueco.

DEPARTAMENTO DE LENGUA Y LITERATURA CASTELLANA

1º ESO

HÁBLAME DE ESO, Antonio Jiménez Ariza (Everest)
EL CRIMEN DEL TRIÁNGULO EQUILÁTERO, Emili Teixidor (Oxford)

2º ESO

HÁBLAME DE ESO, Antonio Jiménez Ariza (Everest)
MANOLITO GAFOTAS, Elvira Lindo
LAS LÁGRIMAS DE SHIVA, César Mallorquí
EL ÚLTIMO TRABAJO DEL SEÑOR LUNA, César Mallorquí
EL VALLE DE LOS LOBOS, Laura Gallego
EL SOÑADOR, Joles Sennell (Anaya)
IMAGÍNATE, ANDREA, Pilar Lozano (Oxford)

3º ESO

EL VALLE DE LOS LOBOS, Laura Gallego
NUNCA SERÉ TU HÉROE, María Menéndez-Ponte (SM)
EL BOSQUE DE LOS ÁRBOLES MUERTOS, Ana Alcolea (Anaya)
LA PERLA, John Steinbeck (Caralt)
EL ÚLTIMO TRABAJO DEL SEÑOR LUNA, César Mallorquí
EL SECRETO DE LA FOTO, Lola Suárez Suárez (Anaya)
TRES PASOS POR EL MISTERIO, Agustín Fernández Paz (Anaya)
CAMPOS DE FRESA, Jordi Sierra i Fabra (SM)
EL ALQUIMISTA, Paulo Coelho
SIN NOTICIAS DE GURB, Eduardo Mendoza
LA ZAPATERA PRODIGIOSA, Federico García Lorca (Anaya)

4º ESO

LA ZAPATERA PRODIGIOSA, Federico García Lorca (Anaya)
ALAS DE FUEGO, Laura Gallego
ALAS NEGRAS, Laura Gallego
20 POEMAS DE AMOR Y UNA CANCIÓN DESESPERADA, Pablo Neruda
EL MISTERIO DE LA HABITACIÓN CERRADA, Emilio Calderón (Anaya)
LA CASA DE BERNARDA ALBA, Federico García Lorca

1º BTO

LA CELESTINA, Fernando de Rojas (Adaptación: Alfredo Reina) (Bambú)
NUEVE LIRAS DE HIEDRA Y UN SECRETO, VVAA (Bambú.)
LA VIDA ES SUEÑO, Calderón de la Barca
EL ESTUDIANTE DE SALMANCA, José de Espronceda
EL POEMA DEL MÍO CID, Anónimo
EL LAZARILLO DE TORMES, Anónimo
FUENTEOVEJUNA, Lope de Vega
ANTOLOGÍA DE “EL QUIJOTE”


2º BTO

EL JUGADOR, Fedor Dostoievsky Akal
LA METAMORFOSIS, Franz Kafka Akal
LAS AVENTURAS DEL JOVEN WHERTER Akal
EL GAURDIÁN ENTRE EL CENTENO, J. D. Salinger Alianza
SAN MANUEL BUENO, MÁRTIR, Miguel de Unamuno
COMO AGUA PARA CHOCOLATE, Laura Esquivel
LOS GIRASOLES CIEGOS, Alberto Méndez
BODAS DE SANGRE, Valle – Inclán
EL ÁRBOL DE LA CIENCIA, Pío Baroja

PCPI

EL MISTERIO DE LA HABITACIÓN CERRADA, Emilio Calderón (Anaya)

DEPARTAMENTO DE MATEMÁTICAS



4º ESO

LOS CRÍMENES DE OXFORD, Guillermo Martínez (Destino)
UNA HISTORIA DE LAS MATEMÁTICAS PARA JÓVENES. DESDE LA ANTIGÜEDAD AL RENACIMIENTO, Ricardo Moreno y José Manuel Vega Montaner (Ediciones Nivola)

DEPARTAMENTO DE LATÍN Y GRIEGO


4º ESO
GUÁRDATE DE LOS IDUS DE MARZO, Lola González (SM)

1º BTO

LAS AVENTURAS DE ULISES, Rosemary Sutcliff (Vicens Vives)
GUÁRDATE DE LOS IDUS DE MARZO, Lola González (SM)

DEPARTAMENTO DE GEOGRAFÍA E HISTORIA



1º ESO


ASÍ VIVÍAN LOS EGIPCIOS”, Narcis Fernández Rubio (Biblioteca Anaya)
ASÍ VIVÍAN EN AL-ANDALUS, Jesús Creus Romero de Tejada (Biblioteca Anaya)
ROBINSON CRUSOE, Daniel Defoe (Vicens-Vives)

4º ESO

ROGER AX: LA DIVERTIDA HISTORIA DE LA HUMANIDAD, Carlos García Retuerta (Alfaguara Juvenil)

1º BTO

SI ESTO ES UN HOMBRE, Primo Levi (Quinteto)
UN MUNDO FELIZ, Aldous Huxley (Debolsillo)

2º BTO

LA FONTANA DE ORO, Benito Pérez Galdós (Alianza)
SOLDADOS DE SALAMINA, Javier Cercas (Tusquets Bolsillo)

DEPARTAMENTO DE ECONOMÍA


1º BTO

13´99, Frédéric Beigdeber (Quinteto)

LA "Y" AÚN TIENE ESPERANZAS


España llora por la "y" mientras América Latina lo hace por la "be corta" . La nueva ortografía desata el debate sobre uniformidad o diversidad

La Real Academia Española publicó su primera ortografía en 1741, pero se tituló Orthographía porque las reglas vigentes hoy no quedarían fijadas, con sus sucesivos ajustes, hasta 1815. La semana pasada 11 representantes de las 22 Academias de la Lengua Española se reunieron en San Millán de la Cogolla (La Rioja) para cerrar el texto de la nueva edición de la Ortografía. A falta de su ratificación por el pleno de las academias que tendrá lugar el día 28 en Guadalajara (México), la obra sustituirá en diciembre a la edición anterior, de 1999.

Una de las grandes novedades de la nueva Ortografía reside en proponer un solo nombre para cada letra: la i griega pasará a llamarse ye mientras uve sustituye a denominaciones como be baja o be corta. Las academias perseguían favorecer la unidad de una lengua de por sí muy unitaria -con más de un 80% de vocabulario común a ambos lados del Atlántico-, pero el mero anuncio de la propuesta ha levantado una polémica transoceánica que hierve, sobre todo, en Internet. Si en España se llora por la i griega, en América se vierten lágrimas por la be corta.

Humberto López Morales, de la Academia Puertorriqueña, responsable del Diccionario de americanismos y, como secretario general de la Asociación de Academias, miembro sin voto de la comisión de la Ortografía, explica el juego de equilibrios que dio lugar a los cambios: "Se debatió mucho ese tema, pero mucho, mucho, mucho", insiste, "y se llegó a un acuerdo: se aceptaba uve -mayoritario en España- a cambio de que se aceptara el ye de algunas zonas americanas". López Morales recuerda que la defensa más ardiente de la ye vino de la Academia Mexicana, cuyo peso demográfico es indudable: es el primer país del mundo por el número de hablantes de español (104 millones de un total de alrededor de 450; más del doble que el segundo: Estados Unidos, con 45 millones).

¿Era necesario jubilar la i griega y la be baja (o corta)? "La verdad es que no es una necesidad, pero sí una conveniencia. Es mucho mejor que todos los hablantes del mundo hispánico utilicen una palabra específica para algo, la que sea. Se trata de buscar una ortografía uniforme en todo el ámbito de la lengua". Humberto López Morales insiste en que el cambio de nombre de las letras es solo una propuesta: "Si no triunfara, la próxima edición tendría que dar marcha atrás. Pero la peor gestión es la que no se hace. Es casi un deber de las academias hacer estos planteamientos".

Para Humberto López Morales, que insiste en lo que muchas cosas del nuevo texto tienen de propuesta, lo importante es conseguir la "coherencia" de la ortografía con sus propias reglas: "Quitar el acento de solo es lo más lógico del mundo desde el punto de vista de la gramática española. No hay apenas expresiones donde se presente la ambigüedad. Y ahí está el contexto para resolverla". Las autoridades, es decir, los escritores son parte de las fuentes usadas por los gramáticos. Aunque los hay, como dice Javier Marías, "hipercorrectos", el futuro de la i griega, en parte, está en sus manos.



FUENTE: elpais.com

miércoles, 3 de noviembre de 2010

NUESTRA FERIA DEL LIBRO EN NOVIEMBRE

Por segundo año consecutivo adelantamos NUESTRA FERIA DEL LIBRO. Este año podréis visitarla y hacer cuantas compras queráis del día 2 al 5 de noviembre. El objetivo que nos planteamos es que en este momento podáis ya planificar las lecturas que vais a realizar durante este curso y que realicéis las compras necesarias a unos precios muy interesantes, pero sobre todo lo que deseamos es propiciar , una vez más ese mágico encuentro entre los libros y sus lectores. Además de las lecturas establecidas por los distintos departamentos para este curso, podemos encontrar los autores y las obras más destacados del momento, con una mención especial a Miguel Hernández.
Si queréis conocer las lecturas propuestas para este curso debéis preguntar a vuestros profesores o profesoras o consultar la lista de los títulos que nos han facilitado en este mismo blog.

Esperamos que la visitéis y que podáis beneficiaros de los descuentos que se van a ofrecer.

CONCURSO DE RELATOS DE TERROR




¿ERES CAPAZ DE ASUSTARNOS?


Con motivo de la festividad del Día de Todos los Santos y en concurrencia con el conocido festival de Halloween, la Biblioteca tiene el gusto de invitar a todo el alumnado del IES SIERRA DE MIJAS a participar en un concurso…
¡¡¡¡ DE MIEDO!!!


Atrévete a ponernos los pelos de punta, a helar la sangre en nuestras venas y a hacernos llorar de terror. ¿Cómo?
Con la magia de tu pluma (vale, de tu bolígrafo o tu procesador de textos).
Lee las siguientes bases, escribe un cuento de acuerdo con ellas y ¡A ver qué pasa!


BASES

1. El tema de los relatos estará relacionado con el terror o el misterio

2. Podrán participar todos los alumnos y alumnas del centro que lo deseen.


3. Extensión del relato:
• Mínimo 2 folios (por una cara)
• Máximo 10 folios (por una cara)

4. Los relatos se presentarán bajo pseudónimo, tu nombre auténtico lo escribes en una hojita, la metes en un sobre, cierras el sobre, escribes tu pseudónimo (sí, en el sobre) y lo entregas todo junto en la biblioteca del centro.




5. Fecha límite de entrega: 12 de Noviembre

6. Premios: Un único premio de 50 € al vencedor/a de cada una de las tres categorías (Primer y segundo ciclo de ESO, Bachillerato y Ciclos Formativos ).


POR CIERTO, LAS FALTAS DE ORTOGRAFÍA Y LOS RELATOS COPIADOS NO NOS DAN MIEDO, SINO QUE NOS ABURREN, Y ESO ES MUY, MUY MALO PARA TI







ENTREGA DE PREMIOS EL DÍA 16 DE DICIEMBRE

martes, 2 de noviembre de 2010

DÍA DE LOS DIFUNTOS


Una de las tradiciones de la fiesta de Todos los Santos y especialmente del día de Difuntos es la representación teatral del drama romántico Don Juan Tenorio, de José Zorrilla. Si revisamos esta obra, o su anterior versión “El Burlador de Sevilla” de Tirso de Molina, encontramos rápidamente la razón de esta tradición: Don Juan, el joven seductor, pendenciero y sacrílego reta a la estatua del sepulcro de Don Gonzalo de Ulloa, a quien ha escarnecido en vida, a que asista a un banquete que dará en su honor.

Esta cena macabra es un desafío lanzado al mundo de ultratumba que responde: la estatua del Comendador Don Gonzalo de Ulloa aparece en la cena y se sienta junto al resto de comensales, después exigirá la misma cortesía: Don Juan debe acudir al sepulcro en el que ahora se encuentra el padre de Doña Inés para compartir con los muertos mesa y mantel.

Don Juan no haría honor a su fama si no asistiera a tal comida y en el último acto de la obra podemos ver los manjares que en la tumba le son ofrecidos: culebras, escorpiones, cenizas,… son los alimentos que le anuncian lo que sucederá: ya no está entre los vivos, lo que le espera, lo que ya es: fuego y cenizas. Todo lo que de sagrado queda en el mundo, es decir, todo lo que ha sido burlado y deshonrado el seductor a lo largo de su vida toma aquí venganza y es testigo de cómo la estatua del comendador arrastra a Don Juan a los infiernos, los mismos de cuya existencia dudaba en esta escena de la obra.

JUAN: ¡Hola! ¿Parece que vos
sois ahora el que teméis,
y mala cara ponéis
a los muertos? Mas, ¡por Dios
que ya que de mí os burlasteis
cuando me visteis así,
en lo que penda de mí
os mostraré cuánto errasteis!
Por mí, pues, no ha de quedar
y a poder ser, estad ciertos
que cenaréis con los muertos,
y os los voy a convidar.
AVELLANEDA: Dejaos de esas quimeras.
JUAN: ¿Duda en mi valor ponerme,
cuando hombre soy para
hacerme
platos de sus calaveras?
Yo, a nada tengo pavor.

(Dirigiéndose a la estatua de DON GONZALO, que es la que tiene más cerca.)
Tú eres el más ofendido;
mas si quieres, te convido
a cenar comendador.
Que no lo puedas hacer
creo, y es lo que me pesa;
mas, por mi parte, en la mesa
te haré un cubierto poner.
Y a fe que favor me harás,
pues podré saber de ti
si hay más mundo que el de
aquí,
Y otra vida, en que jamás,
a decir verdad, creí.





DON JUAN TENORIO

lunes, 1 de noviembre de 2010

LA NOCHE DE LAS ÁNIMAS

El monte de las ánimas [Leyenda soriana. Texto completo]
Gustavo Adolfo Bécquer


La noche de difuntos me despertó a no sé qué hora el doble de las campanas; su tañido monótono y eterno me trajo a las mientes esta tradición que oí hace poco en Soria.

Intenté dormir de nuevo; ¡imposible! Una vez aguijoneada, la imaginación es un caballo que se desboca y al que no sirve tirarle de la rienda. Por pasar el rato me decidí a escribirla, como en efecto lo hice.

Yo la oí en el mismo lugar en que acaeció, y la he escrito volviendo algunas veces la cabeza con miedo cuando sentía crujir los cristales de mi balcón, estremecidos por el aire frío de la noche.

Sea de ello lo que quiera, ahí va, como el caballo de copas.

I

-Atad los perros; haced la señal con las trompas para que se reúnan los cazadores, y demos la vuelta a la ciudad. La noche se acerca, es día de Todos los Santos y estamos en el Monte de las Ánimas.

-¡Tan pronto!

-A ser otro día, no dejara yo de concluir con ese rebaño de lobos que las nieves del Moncayo han arrojado de sus madrigueras; pero hoy es imposible. Dentro de poco sonará la oración en los Templarios, y las ánimas de los difuntos comenzarán a tañer su campana en la capilla del monte.

-¡En esa capilla ruinosa! ¡Bah! ¿Quieres asustarme?

-No, hermosa prima; tú ignoras cuanto sucede en este país, porque aún no hace un año que has venido a él desde muy lejos. Refrena tu yegua, yo también pondré la mía al paso, y mientras dure el camino te contaré esa historia.

Los pajes se reunieron en alegres y bulliciosos grupos; los condes de Borges y de Alcudiel montaron en sus magníficos caballos, y todos juntos siguieron a sus hijos Beatriz y Alonso, que precedían la comitiva a bastante distancia.

Mientras duraba el camino, Alonso narró en estos términos la prometida historia:

-Ese monte que hoy llaman de las Ánimas, pertenecía a los Templarios, cuyo convento ves allí, a la margen del río. Los Templarios eran guerreros y religiosos a la vez. Conquistada Soria a los árabes, el rey los hizo venir de lejanas tierras para defender la ciudad por la parte del puente, haciendo en ello notable agravio a sus nobles de Castilla; que así hubieran solos sabido defenderla como solos la conquistaron.

Entre los caballeros de la nueva y poderosa Orden y los hidalgos de la ciudad fermentó por algunos años, y estalló al fin, un odio profundo. Los primeros tenían acotado ese monte, donde reservaban caza abundante para satisfacer sus necesidades y contribuir a sus placeres; los segundos determinaron organizar una gran batida en el coto, a pesar de las severas prohibiciones de los clérigos con espuelas, como llamaban a sus enemigos.

Cundió la voz del reto, y nada fue parte a detener a los unos en su manía de cazar y a los otros en su empeño de estorbarlo. La proyectada expedición se llevó a cabo. No se acordaron de ella las fieras; antes la tendrían presente tantas madres como arrastraron sendos lutos por sus hijos. Aquello no fue una cacería, fue una batalla espantosa: el monte quedó sembrado de cadáveres, los lobos a quienes se quiso exterminar tuvieron un sangriento festín. Por último, intervino la autoridad del rey: el monte, maldita ocasión de tantas desgracias, se declaró abandonado, y la capilla de los religiosos, situada en el mismo monte y en cuyo atrio se enterraron juntos amigos y enemigos, comenzó a arruinarse.

Desde entonces dicen que cuando llega la noche de difuntos se oye doblar sola la campana de la capilla, y que las ánimas de los muertos, envueltas en jirones de sus sudarios, corren como en una cacería fantástica por entre las breñas y los zarzales. Los ciervos braman espantados, los lobos aúllan, las culebras dan horrorosos silbidos, y al otro día se han visto impresas en la nieve las huellas de los descarnados pies de los esqueletos. Por eso en Soria le llamamos el Monte de las Ánimas, y por eso he querido salir de él antes que cierre la noche.

La relación de Alonso concluyó justamente cuando los dos jóvenes llegaban al extremo del puente que da paso a la ciudad por aquel lado. Allí esperaron al resto de la comitiva, la cual, después de incorporárseles los dos jinetes, se perdió por entre las estrechas y oscuras calles de Soria.


II

Los servidores acababan de levantar los manteles; la alta chimenea gótica del palacio de los condes de Alcudiel despedía un vivo resplandor iluminando algunos grupos de damas y caballeros que alrededor de la lumbre conversaban familiarmente, y el viento azotaba los emplomados vidrios de las ojivas del salón.

Solas dos personas parecían ajenas a la conversación general: Beatriz y Alonso: Beatriz seguía con los ojos, absorta en un vago pensamiento, los caprichos de la llama. Alonso miraba el reflejo de la hoguera chispear en las azules pupilas de Beatriz.

Ambos guardaban hacía rato un profundo silencio.

Las dueñas referían, a propósito de la noche de difuntos, cuentos tenebrosos en que los espectros y los aparecidos representaban el principal papel; y las campanas de las iglesias de Soria doblaban a lo lejos con un tañido monótono y triste.

-Hermosa prima -exclamó al fin Alonso rompiendo el largo silencio en que se encontraban-; pronto vamos a separarnos tal vez para siempre; las áridas llanuras de Castilla, sus costumbres toscas y guerreras, sus hábitos sencillos y patriarcales sé que no te gustan; te he oído suspirar varias veces, acaso por algún galán de tu lejano señorío.

Beatriz hizo un gesto de fría indiferencia; todo un carácter de mujer se reveló en aquella desdeñosa contracción de sus delgados labios.

-Tal vez por la pompa de la corte francesa; donde hasta aquí has vivido -se apresuró a añadir el joven-. De un modo o de otro, presiento que no tardaré en perderte... Al separarnos, quisiera que llevases una memoria mía... ¿Te acuerdas cuando fuimos al templo a dar gracias a Dios por haberte devuelto la salud que viniste a buscar a esta tierra? El joyel que sujetaba la pluma de mi gorra cautivó tu atención. ¡Qué hermoso estaría sujetando un velo sobre tu oscura cabellera! Ya ha prendido el de una desposada; mi padre se lo regaló a la que me dio el ser, y ella lo llevó al altar... ¿Lo quieres?

-No sé en el tuyo -contestó la hermosa-, pero en mi país una prenda recibida compromete una voluntad. Sólo en un día de ceremonia debe aceptarse un presente de manos de un deudo... que aún puede ir a Roma sin volver con las manos vacías.

El acento helado con que Beatriz pronunció estas palabras turbó un momento al joven, que después de serenarse dijo con tristeza:

-Lo sé prima; pero hoy se celebran Todos los Santos, y el tuyo ante todos; hoy es día de ceremonias y presentes. ¿Quieres aceptar el mío?

Beatriz se mordió ligeramente los labios y extendió la mano para tomar la joya, sin añadir una palabra.

Los dos jóvenes volvieron a quedarse en silencio, y volviose a oír la cascada voz de las viejas que hablaban de brujas y de trasgos y el zumbido del aire que hacía crujir los vidrios de las ojivas, y el triste monótono doblar de las campanas.

Al cabo de algunos minutos, el interrumpido diálogo tornó a anudarse de este modo:

-Y antes de que concluya el día de Todos los Santos, en que así como el tuyo se celebra el mío, y puedes, sin atar tu voluntad, dejarme un recuerdo, ¿no lo harás? -dijo él clavando una mirada en la de su prima, que brilló como un relámpago, iluminada por un pensamiento diabólico.

-¿Por qué no? -exclamó ésta llevándose la mano al hombro derecho como para buscar alguna cosa entre las pliegues de su ancha manga de terciopelo bordado de oro... Después, con una infantil expresión de sentimiento, añadió:

-¿Te acuerdas de la banda azul que llevé hoy a la cacería, y que por no sé qué emblema de su color me dijiste que era la divisa de tu alma?

-Sí.

-Pues... ¡se ha perdido! Se ha perdido, y pensaba dejártela como un recuerdo.

-¡Se ha perdido!, ¿y dónde? -preguntó Alonso incorporándose de su asiento y con una indescriptible expresión de temor y esperanza.

-No sé.... en el monte acaso.

-¡En el Monte de las Ánimas -murmuró palideciendo y dejándose caer sobre el sitial-; en el Monte de las Ánimas!

Luego prosiguió con voz entrecortada y sorda:

-Tú lo sabes, porque lo habrás oído mil veces; en la ciudad, en toda Castilla, me llaman el rey de los cazadores. No habiendo aún podido probar mis fuerzas en los combates, como mis ascendentes, he llevado a esta diversión, imagen de la guerra, todos los bríos de mi juventud, todo el ardor, hereditario en mi raza. La alfombra que pisan tus pies son despojos de fieras que he muerto por mi mano. Yo conozco sus guaridas y sus costumbres; y he combatido con ellas de día y de noche, a pie y a caballo, solo y en batida, y nadie dirá que me ha visto huir del peligro en ninguna ocasión. Otra noche volaría por esa banda, y volaría gozoso como a una fiesta; y, sin embargo, esta noche... esta noche. ¿A qué ocultártelo?, tengo miedo. ¿Oyes? Las campanas doblan, la oración ha sonado en San Juan del Duero, las ánimas del monte comenzarán ahora a levantar sus amarillentos cráneos de entre las malezas que cubren sus fosas... ¡las ánimas!, cuya sola vista puede helar de horror la sangre del más valiente, tornar sus cabellos blancos o arrebatarle en el torbellino de su fantástica carrera como una hoja que arrastra el viento sin que se sepa adónde.

Mientras el joven hablaba, una sonrisa imperceptible se dibujó en los labios de Beatriz, que cuando hubo concluido exclamó con un tono indiferente y mientras atizaba el fuego del hogar, donde saltaba y crujía la leña, arrojando chispas de mil colores:

-¡Oh! Eso de ningún modo. ¡Qué locura! ¡Ir ahora al monte por semejante friolera! ¡Una noche tan oscura, noche de difuntos, y cuajado el camino de lobos!

Al decir esta última frase, la recargó de un modo tan especial, que Alonso no pudo menos de comprender toda su amarga ironía, movido como por un resorte se puso de pie, se pasó la mano por la frente, como para arrancarse el miedo que estaba en su cabeza y no en su corazón, y con voz firme exclamó, dirigiéndose a la hermosa, que estaba aún inclinada sobre el hogar entreteniéndose en revolver el fuego:

-Adiós Beatriz, adiós... Hasta pronto.

-¡Alonso! ¡Alonso! -dijo ésta, volviéndose con rapidez; pero cuando quiso o aparentó querer detenerle, el joven había desaparecido.

A los pocos minutos se oyó el rumor de un caballo que se alejaba al galope. La hermosa, con una radiante expresión de orgullo satisfecho que coloreó sus mejillas, prestó atento oído a aquel rumor que se debilitaba, que se perdía, que se desvaneció por último.

Las viejas, en tanto, continuaban en sus cuentos de ánimas aparecidas; el aire zumbaba en los vidrios del balcón y las campanas de la ciudad doblaban a lo lejos.

III
Había pasado una hora, dos, tres; la media noche estaba a punto de sonar, y Beatriz se retiró a su oratorio. Alonso no volvía, no volvía, cuando en menos de una hora pudiera haberlo hecho.

-¡Habrá tenido miedo! -exclamó la joven cerrando su libro de oraciones y encaminándose a su lecho, después de haber intentado inútilmente murmurar algunos de los rezos que la iglesia consagra en el día de difuntos a los que ya no existen.

Después de haber apagado la lámpara y cruzado las dobles cortinas de seda, se durmió; se durmió con un sueño inquieto, ligero, nervioso.

Las doce sonaron en el reloj del Postigo. Beatriz oyó entre sueños las vibraciones de la campana, lentas, sordas, tristísimas, y entreabrió los ojos. Creía haber oído a par de ellas pronunciar su nombre; pero lejos, muy lejos, y por una voz ahogada y doliente. El viento gemía en los vidrios de la ventana.

-Será el viento -dijo; y poniéndose la mano sobre el corazón, procuró tranquilizarse. Pero su corazón latía cada vez con más violencia. Las puertas de alerce del oratorio habían crujido sobre sus goznes, con un chirrido agudo prolongado y estridente.

Primero unas y luego las otras más cercanas, todas las puertas que daban paso a su habitación iban sonando por su orden, éstas con un ruido sordo y grave, aquéllas con un lamento largo y crispador. Después silencio, un silencio lleno de rumores extraños, el silencio de la media noche, con un murmullo monótono de agua distante; lejanos ladridos de perros, voces confusas, palabras ininteligibles; ecos de pasos que van y vienen, crujir de ropas que se arrastran, suspiros que se ahogan, respiraciones fatigosas que casi se sienten, estremecimientos involuntarios que anuncian la presencia de algo que no se ve y cuya aproximación se nota no obstante en la oscuridad.

Beatriz, inmóvil, temblorosa, adelantó la cabeza fuera de las cortinillas y escuchó un momento. Oía mil ruidos diversos; se pasaba la mano por la frente, tornaba a escuchar: nada, silencio.

Veía, con esa fosforescencia de la pupila en las crisis nerviosas, como bultos que se movían en todas direcciones; y cuando dilatándolas las fijaba en un punto, nada, oscuridad, las sombras impenetrables.

-¡Bah! -exclamó, volviendo a recostar su hermosa cabeza sobre la almohada de raso azul del lecho-; ¿soy yo tan miedosa como esas pobres gentes, cuyo corazón palpita de terror bajo una armadura, al oír una conseja de aparecidos?

Y cerrando los ojos intentó dormir...; pero en vano había hecho un esfuerzo sobre sí misma. Pronto volvió a incorporarse más pálida, más inquieta, más aterrada. Ya no era una ilusión: las colgaduras de brocado de la puerta habían rozado al separarse, y unas pisadas lentas sonaban sobre la alfombra; el rumor de aquellas pisadas era sordo, casi imperceptible, pero continuado, y a su compás se oía crujir una cosa como madera o hueso. Y se acercaban, se acercaban, y se movió el reclinatorio que estaba a la orilla de su lecho. Beatriz lanzó un grito agudo, y arrebujándose en la ropa que la cubría, escondió la cabeza y contuvo el aliento.

El aire azotaba los vidrios del balcón; el agua de la fuente lejana caía y caía con un rumor eterno y monótono; los ladridos de los perros se dilataban en las ráfagas del aire, y las campanas de la ciudad de Soria, unas cerca, otras distantes, doblan tristemente por las ánimas de los difuntos.

Así pasó una hora, dos, la noche, un siglo, porque la noche aquella pareció eterna a Beatriz. Al fin despuntó la aurora: vuelta de su temor, entreabrió los ojos a los primeros rayos de la luz. Después de una noche de insomnio y de terrores, ¡es tan hermosa la luz clara y blanca del día! Separó las cortinas de seda del lecho, y ya se disponía a reírse de sus temores pasados, cuando de repente un sudor frío cubrió su cuerpo, sus ojos se desencajaron y una palidez mortal descoloró sus mejillas: sobre el reclinatorio había visto sangrienta y desgarrada la banda azul que perdiera en el monte, la banda azul que fue a buscar Alonso.

Cuando sus servidores llegaron despavoridos a noticiarle la muerte del primogénito de Alcudiel, que a la mañana había aparecido devorado por los lobos entre las malezas del Monte de las Ánimas, la encontraron inmóvil, crispada, asida con ambas manos a una de las columnas de ébano del lecho, desencajados los ojos, entreabierta la boca; blancos los labios, rígidos los miembros, muerta; ¡muerta de horror!


IV

Dicen que después de acaecido este suceso, un cazador extraviado que pasó la noche de difuntos sin poder salir del Monte de las Ánimas, y que al otro día, antes de morir, pudo contar lo que viera, refirió cosas horribles. Entre otras, asegura que vio a los esqueletos de los antiguos templarios y de los nobles de Soria enterrados en el atrio de la capilla levantarse al punto de la oración con un estrépito horrible, y, caballeros sobre osamentas de corceles, perseguir como a una fiera a una mujer hermosa, pálida y desmelenada, que con los pies desnudos y sangrientos, y arrojando gritos de horror, daba vueltas alrededor de la tumba de Alonso.
¡FELIZ NOCHE DE LAS ÁNIMAS!